EL CONCEPTO DE NEUROPEDAGOGIZACION

Hits: 60

Es un mito el creer que usamos sólo el 10% de nuestro cerebro. Es imprescindible que se entienda que esto no es así. Más bien es al revés. Constantemente el cerebro se escanea a sí mismo, en todos sus recovecos y superficies, buscando en todos estos lugares los datos, impulsos, recuerdos, asociaciones que necesita para llevar a cabo las tareas que SIN SIQUIERA SABERLO le estamos infatigablemente solicitando. Toda vez que nos sentamos a meditar, o a reír o si tocamos un acordeón, pelamos las papas o saltamos la soga: cualquier cosa que hagamos en lo que llamamos vivir: desde las tareas más sofisticadas de nuestros trabajos hasta las tareas domesticas más triviales de nuestra vida cotidiana es el cerebro quien las realiza. 

El cerebro no solamente está diseñado y programado para asegurar nuestra supervivencia; también está diseñado para que podamos aprender a vivir. Lo que SOMOS y PODEMOS SER se encuentra ineludiblemente engarzado con este diseño. Y en ese diseño se encuentra empotrada la definición de cual es la extensión posible de este cableado. No es que usamos sólo el 10% del cerebro. El problema es que con nuestro cableado sólo establecemos el 10% de las posibles conexiones! 

Durante mucho tiempo nuestro cerebro permaneció invisible e inaccesible. En la década de los 60 algunos psicólogos frustrados consideraron al cerebro como una CAJA NEGRA. Esto creó un paradigma mediante el cual descubrieron algunas cosas útiles y trataron de solventar una nueva ciencia que eventualmente fue llamada CONDUCTISMO.  Dicha ciencia se conoció por su manejo de la relación entre los estímulos y las respuestas que pudiese emitir el organismo siendo el cerebro en todo momento una caja negra que de alguna manera coordinaba los estímulos y las respuestas. 

Luego, la década de los 90 fue nombrada la década del cerebro, debido a la enorme velocidad como se desarrollaba la tecnología llamada NEUROIMAGING (neuroimagenología). Esta tecnología nos permitía por fin aguaitar el cerebro sin dañarlo ni trasgredirlo en el acto de aguaitarlo. Durante esta década nos fuimos familiarizando con lo que estas tecnologías posibilitaban.  

En este contexto, entre 1990 y el 2005, a un colega neurocientífico se le ocurrió hacer un estudio longitudinal de 15 años observando cómo el cerebro evidenciaba el aumento y disminución de su materia gris; descubriendo de esta manera un patrón hasta ese momento no imaginado. Al fin se levantó el velo y la caja se hizo totalmente transparente. 

El trabajo de Paul Thompson (y de muchos otros que siguieron después) nos permitió ver que todoslos procesos de aprendizaje son intervenidos y están mediatizados por el cerebro. Pudimos ver una diferencia madurativa entre el florecimiento de las conexiones sinápticas (colores amarillo, verde y rojo) y el podaje de dichas conexiones (colores azul y morado).

Así pudimos ver cómo a los 4 años de edad habían más zonas rojas, verdes y amarillas (florecimiento sináptico); las que paulatinamente, por ejemplo a los 8 años, se iban reduciendo por el podaje respectivo (como se ve en las zonas azules y moradas). Resultó ser que el cerebro aprende ramificandoy podando sus propias conexiones! Y sin estos procesos NO HAY aprendizaje!

Las implicancias no se hicieron esperar: habían edades cronológicas que por naturaleza acogían diferentes estados del cableado del cerebro! Esto nos permitía automáticamente diseñar actividades que les dieran a los niños las experiencias que estuvieran en consonancia con el estado madurativo y desarrollativo del cableado. Y a su vez diferentes grupos etáreos podían ya ser caracterizados por el estado madurativo y desarrollativo de sus respectivos cableados neocorticales

Las implicancias de estos descubrimientos han sido enormemente subestimadas y no han sido llevadas al aula ni a la preparación de los profesores. Hemos derivado nuevas herramientas pedagógicas a partir de esta nueva concepción del cerebro que ya tenemos a disposición en las NEUROCIENCIAS. Usar estas herramientas en el aula nos asegura que estamos tratando el cerebro de los educandos desde esta concepción.  Si conoces estas herramientas y aprendes a usarlas ya estas haciendo algo nuevo por ti, por el educando y por la educación.

Leave a Reply