SOBRE TRABAJAR Y LABORAR

Para el beneficio de quien estás trajinando?

Labrador

El cerebro humano necesita contar con las cuatro “institutrices” que propician que en él pueda ocurrir el cableado correcto. Estas son:

  • Jugar

  • Estudiar

  • Trabajar y

  • Convivir.

           Estas se llaman las EUTRICES (las verdaderas institutrices). A su vez, en estas cuatro se alternan dos estados: el TRAJÍN y el REPOSO.

Este es el ESCENARIO en cuyo contexto el cerebro humano “debería” estar desarrollándose y cumpliendo con sus funciones. Con este escenario como trasfondo ocurre algo milagroso, asombroso y sagrado: SALE al mundo algo en uno que mientras que está SALIENDO toma conciencia de sí mismo. Y esta misma TOMA DE CONCIENCIA es el factor que estrena los imperativos de aquel que gradualmente se convertiría en ALGUIEN. Uno de estos imperativos le exige al que sale la MAESTRÍA: tienes que AMAESTRAR tu cerebro para poder impartir tu presencia en las funciones del cerebro.

           Entonces, amaestrar su corteza se llama DOMESTICAR el cerebro. Amaestrar su subcorteza se llama DOMAR el cerebro. Todo esto lleva a que el INQUILINO que sale al mundo a través del cerebro sea SOBERANO de su corazón y de su vida y se haga visible para si y para otros. Queda “empoderado”

           Así, el juego, el estudio, el trabajo y la convivencia lo empoderan; sale correctamente cableado de sus experiencias en estos campos.

           Pero por siglos las cosas no han funcionado así. Más bien el adulto se ha dedicado a AMAESTRAR al niño; a domesticarlo y a domarlo. Esto se llama SOMETIMIENTO. El sometimiento sólo engendra ATURDIMIENTO y malogra el cableado!

           De ahí que el JUEGO se tergiversa y se convierte en ludopatía; el ESTUDIO se tergiversa y se convierte en paporreteo y aburrimiento; el TRABAJO se tergiversa y se convierte en pugna, aflicciones, una carrera de ratas y un apego al dinero; la CONVIVENCIA se tergiversa y se convierte en un lugar de sufrimiento y miseria personal.

           Hoy en día, hay más gente despertándose de este estado aletargado -envuelto su SER en una bruma. Entonces, no sabiendo cómo es que llegó ahí ni sabiendo qué hacer al respecto algunos de los “despertados” comienzan dudando el uso de las palabras; palabras como TRABAJAR se ponen en el entredicho.

           Al hacer esto acudimos a fuentes de consulta modernas y antiguas. Y encontramos  asociación de la palabra TRABAJAR con instrumentos de tortura sustentados con extensas bibliografías. Estas  nos remiten por ejemplo a las lenguas germánicas y eslavas donde el origen de “trabajo” tiene que ver con el sufrimiento. En alemán, “arbeit” sugiere esfuerzo y sufrimiento. En inglés, “work” viene del gótico “wrikan”, que implica persecución. Y en eslavo, “rabota” significa tarea forzada.

           Y derivado del latín tardío, TRABAJO tiene su origen en TRIPALIUM que era un instrumento de tortura compuesto de tres maderos o postes, o estacas cruzadas al cual era atado el reo. En el Imperio Romano el mismo instrumento se usaba para inmovilizar caballos, cerdos, o bueyes, y así poder herrarlos o examinarlos. Luego se usó para castigar esclavos. Así que, según su etimología, el trabajo es un tipo de tortura. De “tripalium” surgieron, entonces, las palabras “trabajo”, “travail” (francés) “travaglio” (italiano), y “trabalho” (portugués).

           Cómo ven el SOMETIMIENTO al que aludo preñó con su carga toxica hasta las palabras que hemos estado usando! Entonces se preguntan los “despertadores”. cómo hacemos para liberarnos de este yugo. Bueno, acude el cerebro en nuestro auxilio, quien en alianza con la mente es el que inventa las palabras mientras la experiencia es la que les da su significado. Y el cerebro hace lo que sabe hacer: busca información haciendo distinciones; pues las distinciones son las que lo alimentan de información!

           Y encuentra que LABORAR (Verbo activo transitivo), en su etimología viene del latín «laborāre» forma adjetiva de «labōr» y que implica laborear, encargar, ocupar, gestionar y aplicar.

           En el origen y evolución del término, encontramos que la palabra “labor” se origina de la raíz indoeuropea leb, que significaba: colgar sobre algo o estar a punto de caer. De ahí surge en el Griego antiguo la palabra lobos, que evolucionará en el español a lóbulo que es el tejido carnoso que cuelga de la oreja.

           Imposible no recordar a esta altura que, las técnicas de acupuntura aplicadas a esta parte de la oreja proporcionan al paciente algo asi como la sensación de abrir una ventana que trae aire fresco y libera el calor y los gases húmedos venenosos del cuerpo.

Y este alivio es el que estamos buscando al acudir al uso de la palabra LABORAR en vez de seguir usando el término TRABAJAR.

           Ademas la palabra castellana difiere de la latina. La palabra latina, en su etapa tardía significaba trabajo, fatiga, dificultad. Pero en castellano, el término se aleja de la noción de cansancio y se le asocia en significado más a la palabra latina: opus, que es obra. (Aldrete, 1674).

           En el castellano, la palabra latina laborare sufre una supresión por apócope de la “e” y también una supresión de la vocal pretónica “o”, por lo que la acción de labor no era como la palabra latina laborare, sino labrar. Sin embargo, en la actualidad ambas palabras perduran siendo una laborar y otra labrar.

           Esta última es comparada en el libro de Aldrete con la palabra latina: opus, que significa: obrar y cuya única diferencia con el significado de labrar es que este se refiere a cualquier tipo de oficio, sea mecánico o no. (Aldrete, 1674).

           Varios términos derivados de esa raíz han permanecido intactos tanto en su morfología y fonética, como en su significado hasta el día de hoy. Así mismo, han surgido muchos otros términos como resultado de la evolución de labrar y laborar.

           Por una parte, el primero evolucionó a palabras más relacionadas con los trabajos de cultivo y cuidado del campo. Por otra parte, laborar adquirió una connotación con un enfoque hacia el concepto de trabajo y oficio, del cual se desprende una familia de palabras que perduran hasta la actualidad como:

– Laborioso: que lleva mucho trabajo.

– Laboratorio: lugar en el cual se realiza un trabajo científico.

– Laboral: relativo al trabajo. Laborable: que es posible de trabajar.

– Colaborar, colaboración, colaborador: que hace alusión al trabajo en conjunto.

– Elaborar, elaboración: relacionado con la fabricación, confección o creación.

– Elaborado: relacionado más con el significado original de labor, refiriéndose a algo que es complejo o posee mucho trabajo.

           Finalmente en nuestros tiempos modernos una de las páginas que encabeza las listas de los motores de búsqueda (DEFICIONA, definición y etimología), indica que el concepto o significado de LABORAR hace alusión a esforzarse o desempeñarse con esmero y ahínco en aquello que sea de mucho interés y de gran calidad.

           Y este es justamente el espíritu del imperativo con el que el niño SALE al mundo a través del cerebro y la energía con la cual el que SALE tiene la urgencia de AMAESTRAR su cerebro.

           Pero de qué nos sirve cambiar de TRABAJAR a LABORAR si igualito seguimos SOMETIENDO A NUESTROS NIÑOS e impidiendo que AMAESTREN sus propios cerebro?

 

Un niño adulterado es un adulto que tarde o temprano tendrá que ser castigado. Labrador

 

ESTO NO ES FACIL DE VER

Por favor sean advertidos!! Nuestra fealdad NO ES fácil de ver, sin embargo es muy fácil de despachar. Lo único que hay que hacer es ciegamente obedecer un impulso!

En este video se puede ver lo PEOR DEL HOMBRE en acción. Y quiero que toda la humanidad tome conciencia de ello. Pues en todos nosotros moran estos impulsos que en este hombre han tomado control de su musculatura. En los otros, como nosotros, estos impulsos también existen pero estamos interesados en hacerlos desaparecer y no cultivarlos. Este es el trabajo que a todos nos toca hacer. Y este hombre NO LO ESTA HACIENDO.

           El cerebro está diseñado para garantizar que sobrevivas a tus circunstancias no importa cuales sean estas y no importa cual es el precio que se ha de pagar DEBES SOBREVIVIR; asi es que el cerebro cablea esto. Esto no es un error. Es la distorsión que el cerebro cablea para que PUEDAS sobrevivir a tu dolor.

Ya de adulto tenemos la oportunidad de cuestionar este “ceder y conceder” y cambiar el status quo. Pero sólo entre aquellos que lo quieran hacer! Y este hombre ni siquiera sabe que tiene dicha opción!

        Este hombre tiene que ser identificado y despojado de su ARROGANCIA -la cual muy probablemente él mismo está llamando su DIGNIDAD y defiende su conducta como su derecho para hacer con el niño lo que él considere correcto.

           Para mi este video es una maravillosa documentación de la realidad interior de la mayoría de la humanidad; por lo menos de aquella parte que no tiene ningún interés en asumir las exigencias del CAMBIO TRANSFORMACIONAL. Están muy cómodos en su complacencia. Para algunos de nosotros la historia de nuestra redención está escrita en el idioma del sacrificio y el perdón. Para otros como este hombre la historia está escrita en el idioma del castigo y la vergüenza publica.

           No debemos permitir que LO PEOR EN NOSOTROS sea amplificado ni que lo MEJOR DE NOSOTROS sea ahogado. Este hombre tiene que sanarse y su sanación ha de comenzar con su castigo. Pues para un cerebro como este el castigo y la vergüenza publica es el idioma adecuado para su entendimiento.

Puede alguien encontrar e identificar a este hombre? De su acento saco que es norteamericano.

THIS IS NOT EASY TO WATCH

Please be warned!! Our ugliness is not easy to watch yet it is very easy to dispatch and deliver. All we have to do is blindly obey an impulse!

       There are two videos further down. In the first video you will see what happens to an animal after he has succumbed to what in spanish is called chronic “MALTRATO”. What you can actually SEE is what is publicly observable. But what you CAN NOT SEE is that which is not publicably observable; ie, what is happening in this animal´s brain. His life experience has wired the anticipation of PAIN, CRUELTY, INDIFFERENCE and DISDAIN. And  this video plainly documents that what this dog expects will happen, is a repeat of what it knows so well because the dog does not have any other reference to go to! Yet look at what haopens as the NEW EXPERIENCE, although ever so slowly and painfully, does not confirm its expectations!

The pain “this dog feels” as it is caressed is the pain that has been wired as ANTICIPATION! What hurts him is NOT THE ACTUAL TOUCH but the anticipation the dog has wired! And so it is in each and every one of US. So, please learn to create NEW EXPERIENCES.  Learn to make NEW MEMORIES, generate new EXPECTATIONS and make NEW DECISIONS! Do not allow others to mistreat you, catch yourself when you are mistreating yourself and do not allow yourself to mistreat others!

In the second video  we can actually see the WORST IN MAN in action. I want all humanity to become aware of this. Because in all of us dwell these same impulses – that in this man have taken control of his musculature. In others, like the rest of us, these same impulses may also exist but the difference is that we are interested in making them vanish and not cultivate them. That is the work we all have to learn to do. But this man is not DOING IT.

Our brain is designed to guarantee you survive your circumstances no matter the price you pay for survival. This will not be a mistake. It is the distortion the brain wires so that YOU MAY survive your own pain. It is when you are an adult that we can give ourselves the opportunity to question this “SURVIVAL GESTURE” and change its status in our lives. But this is only possible if you WANT TO DO SO. And this man in the video doesn´t even know he has that option.

This man must be identified and stripped away of his arrogance -which he most likely calls his DIGNITY and defends this behavior as his right to do as he deems fit with his child.

           This is a marvelous documentation of the quality of inner reality in the majority of people in the world; at least a depiction of that part of the world that has absolutely no interest in assuming the exigencies of TRANSFORMATIONAL CHANGE. They are too comfy in their complacency. For some of us our histories are written in the language of sacrifice and forgiveness. For others, like this man, history is written in  the language of punishment and public shame.

           We must not allow the WORST IN US to be amplified nor the BEST IN US to be drowned. This man must heal and his healing will begin with his punishment. Because for a brain like this, punishment is an adequate language he will understand. Can anyone find and identify this man? From his accent I gather he is an american.